ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS (AINEs), LESIONES Y DEPORTE

¿Qué son los antiinflamatorios no esteroideos (AINE)?

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) son una clase de fármacos que se sabe que tienen potentes efectos antiinflamatorios, analgésicos, antipiréticos y antitrombóticos. Los AINE también se asocian con un mayor riesgo de efectos adversos gastrointestinales, renales y cardiovasculares. 

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) en las lesiones y el deporte se suelen administrar como preparaciones orales, tópicas, intramusculares o intravenosas para el tratamiento de trastornos de tejidos blandos, lesiones articulares, osteoartritis, artropatías inflamatorias, fracturas y hematomas.

El uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) en lesiones y deporte

Se observa un deportista sentado en el suelo tocándose el tobillo derecho porque le duele.
Deportista con lesión en el tobillo

Hay un uso excesivo de antiinflamatorios no esteroideos en el mundo del deporte profesional, entre las personas que practican deporte a nivel amateur, incluso entre personas que no practican deporte. Por ejemplo, durante los Juegos Olímpicos de 2000 en Sydney, uno de cada cuatro atletas informó haber usado AINE 3 días antes de la prueba de drogas [Estudio].

Durante las Copas Mundiales de la Fédération Internationale de Football Association (FIFA) de 2002, 2006, 2010 y 2014, la ingesta media fue de 0,77 fármacos por jugador y por partido; Los AINE fueron los fármacos prescritos con más frecuencia (36% de los fármacos). 

Los deportistas toman AINE para prevenir el dolor, continuar las actividades deportivas a pesar de las lesiones o acelerar el regreso a la función después de una lesión. Si se toman inmediatamente antes o después de una lesión, los AINE pueden reducir el dolor musculoesquelético y acelerar el retorno de la funció. El ensayo controlado aleatorio publicado por Ekman et al. mostró que los AINE permitieron que más pacientes reanudaran la marcha normal los días 4 y 7 que el placebo o el tramadol [Estudio]. 

Sin embargo, los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) en las lesiones y el deporte, tienen efectos secundarios que incluyen la exacerbación del asma; efectos secundarios gastrointestinales y renales que incluyen lesión renal aguda; hipertensión; y otras enfermedades cardiovasculares [Estudio]. Por lo tanto, el uso de AINE presenta un riesgo potencial para la salud de los deportistas.

La acción de los AINE sobre el dolor podría permitir la realización de ejercicio o continuar con el ejercicio en lugar de tomarse un descanso del entrenamiento para curar [Estudio]

Entonces, ¿Debemos tomar antiinflamatorios no esteroideos en el deporte?

Se observa un bote con pastillas
Bote de AINEs

Según este metanálisis (Estudio) no mostró que los AINE afectaran significativamente los índices de rendimiento deportivo en personas sanas. Los AINE no redujeron el tiempo hasta el agotamiento o el dolor autopercibido, aunque hubo una tendencia hacia la reducción del dolor.

Sin embargo, Lilja et al. concluyen que “las dosis máximas de ibuprofeno sin receta atenúan la fuerza y ​​las adaptaciones hipertróficas de los músculos a las 8 semanas de entrenamiento de resistencia en adultos jóvenes” [Estudio]. 

Por lo tanto, los jóvenes que utilizan el entrenamiento de resistencia para maximizar el crecimiento o la fuerza muscular deben evitar la ingesta excesiva de medicamentos antiinflamatorios.

Por otro lado, los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) permiten que los pacientes reanuden la marcha normal antes que si no tomasen los AINE  (Estudio)

Los AINE son un medicamento útil a la hora de acortar plazos de lesión, y más en el deporte profesional, lo cual es bastante necesario.

Sin embargo, no son medicamentos que tengamos que abusar ni tomar a la ligera, ya que como hemos visto, tienen efectos secundario perjudiciales para la salud y no sabemos ciertamente si influye en el rendimiento deportivo ya que no hay evidencia suficiente.

Mi opinión

En mi opinión, en el deporte profesional siempre que podamos evitar tomar antiinflamatorios no esteroideos deberíamos de hacerlo, y utilizarlos son en casos de emergencia. Para la gente que no realiza deporte o realiza deporte a nivel amateur y no tiene prisa con los plazos de recuperación, no debería tomarlos, para evitar riesgos de efectos adversos que pueden causar.

Además, también existen otras formas de conseguir un efecto analgésico y antiinflamatorio, como puede ser poner hielo en la zona afectada por la lesión o realizar masajes de drenaje mediante un fisioterapeuta cualificado.

También debemos tener en cuenta que si el uso de antiinflamatorios no esteroideos no mejora la sintomatología o el dolor se trataría de una bandera roja como ya vimos en este artículo.

Deja un comentario