Coronavirus, UCI y actuación desde la Fisioterapia

Escribimos este artículo a raíz de la situación que vivimos en nuestro país debido al Coronavirus (Covid-19) en la cual cada día hay más personas infectadas y más ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de nuestros hospitales.

¿Está indicado el tratamiento de Fisioterapia en pacientes con coronavirus?

Según aclara la WCPT (Confederación Mundial de Fisioterapia) la intervención fisioterapéutica no estará indicada en la fase aguda de la patología. Por otro lado, sí estará indicada en pacientes positivos por coronavirus que ya estén estabilizados y que además presenten la siguiente clínica:

  • Comorbilidad respiratoria o neuromuscular como puede ser fibrosis quística, lesión de la médula espinal, bronquiectasia, neumonía o EPOC.
  • Fragilidad o múltiples comorbilidades que afecten a su independencia.
  • Hipersecreción de moco y dificultad o incapacidad para expectorar de forma independiente.

Es importante remarcar que la prioridad en estos pacientes es la de salvaguardar su vida y que el test de coronavirus sea negativo. Por lo tanto, hay que dejar para posteriori aspectos que, sin dejar de ser importantes, serán tratados cuando el paciente salga de la fase aguda. Se debe analizar cada caso y ver cuando es el momento idóneo para comenzar el tratamiento de fisioterapia. El objetivo principal será paliar las consecuencias de la infección por coronavirus, tanto a nivel respiratorio como a nivel del estado físico general de los pacientes.

Puedes ver el tweet original haciendo click.

Puedes leer la guía de procedimiento completa haciendo click aquí.

¿Por qué es importante la Fisioterapia en la UCI?

De forma general, el tratamiento de Fisioterapia en personas ingresadas en UCI se ha demostrado como beneficioso y con pocos riesgos para este tipo de pacientes. Después de la fase en la que la prioridad es salvar la vida de la persona, es importante un tratamiento especializado en fisioterapia con el fin de devolver al paciente a su nivel de vida previo al ingreso y evitar futuras complicaciones derivadas de la patología en sí o debidas a la inmovilización prolongada que se sufre en estas unidades.

Un número importante de estudios demuestran que la fisioterapia temprana en UCI reduce los tiempos de recuperación y la estancia hospitalaria de los pacientes. También va a reducir futuras complicaciones tras el alta, lo cual se traducirá en un menor gasto económico y de recursos en los servicios sanitarios.

Muchos problemas que sufren estos pacientes se deben a la inmovilización y al reposo prolongado que deben guardar, el cual produce un desacondicionamiento físico que puede alargarse una vez haya finalizado su estancia en la UCI. Tanto es así que la masa muscular puede disminuir hasta un 1% por día, pudiendo producirse esta pérdida de forma más rápida dependiendo de la patología. A la vez se irá produciendo también una progresiva pérdida de la densidad mineral ósea.

Antes de comenzar el tratamiento de fisioterapia se debe realizar un diagnóstico fisioterapéutico. Para ello se llevará a cabo una valoración en base a su historia clínica, al examen físico y a la aplicación de diferentes test y medidas. Con los datos obtenidos se diseña un plan de tratamiento fisioterápico basado en la evidencia científica. Así, cada enfermo tendrá un tratamiento y unos objetivos propios y adaptados a su estado y a otras variables como si estuviera intubado o conectado a ventilación artificial, si tiene daño neurológico central o periférico, existencia de fracturas, si ha sido sometido a cirugía, si está conectado a monitores para tensión arterial, ritmo respiratorio, saturación de oxígeno, presencia de drenajes, sondas, etc.

Movilización de miembros inferiores en UCI.

Algunos aspectos que se tratan desde la Fisioterapia…

  • El tratamiento postural es fundamental para evitar o paliar futuras patologías debidas a la inmovilización prolongada como pueden ser úlceras, problemas circulatorios o éxtasis venoso. Se tendrá en cuenta que el paciente encamado se encuentre en una buena postura y que además se realicen cambios posturales de forma programada varias veces al día.
  • Movilizaciones pasivas o pasivo-asistidas de las distintas partes del cuerpo del paciente para mantener los rangos articulares de movilidad.
  • Trabajo de fuerza mediante contracciones isométricas de grandes músculos para mantener la fuerza muscular, donde lo ideal es ir progresando en la dificultad y la carga de los ejercicios. Se podrá complementar con electroestimulación, especialmente en pacientes sedados que no pueden realizar una contracción muscular de forma voluntaria.
  • Masaje superficial y trabajo de estímulos sensoriales, térmicos y propioceptivos para ayudar a reducir problemas físicos y psicológicos.
  • Técnicas de Fisioterapia Respiratoria propiamente dichas (expulsión de secreciones, reeducación ventilatoria, trabajo del diafragma…). La rehabilitación pulmonar temprana en UCI tiene efectos beneficiosos en la recuperación de la insuficiencia respiratoria de los pacientes, siendo un procedimiento seguro, bien tolerado y sin efectos adversos conocidos.
  • Utilización de cicloergómetro para miembros inferiores y superiores. Con el fin de conservar los rangos de movilidad articular y preservar la fuerza, la masa y la función muscular.
  • Realización de transferencias e inicio de deambulación. Siempre que el estado del paciente lo permita se comenzará a mover al paciente de la cama a la silla, de la silla a bipedestación y de ahí comenzar a andar distancias cortas.
Trabajo de bipedestación en paciente con reposo prolongado.

Mientras dure esta situación debida a la pandemia por Coronavirus en Higea Fisioterapia ofreceremos un servicio totalmente gratuito de atención telemática por parte de nuestros fisioterapeutas. No dudes en contactar con nosotros a través de cualquier medio y te ayudaremos en lo que esté en nuestra mano (https://www.higeafisio.es/).

Deja un comentario