DISCINESIA ESCAPULAR

La escápula es un hueso plano situado en la pared posterior del tórax. Comúnmente conocido cono paletilla, este hueso se articula directamente con la parte posterior de algunas costillas torácicas, con la clavícula y con el húmero, formando la cintura escapular lo que sería todo el complejo articular del hombro.

El omóplato o la escápula juega un papel muy importante a la hora de mantener y coordinar la biomecánica del hombro, haciendo un control y una transferencia de fuerzas junto con los músculos que forman el manguito rotador hacia el húmero. (estudio)

La articulación glenohumeral (escápula con húmero) solo alcanza hasta el 65% de todo el rango articular del hombro, el resto correspondería a las demás articulaciones de otros huesos con la paletilla, como la articulación acromioclavicular y la escápulotorácica. (estudio)

Es lógico pensar la importante que este hueso para toda la mecánica del hombro, y de hecho, a menudo los pacientes que presentar dolor o problemas en el hombro, tienen una alteración de la posición de la escápula o de su movimiento, esto se conoce como discinesia escapular.

Imagen de la escápula

De acuerdo con la literatura, podemos distinguir tres tipos de discinesia escapular.

Tipos de discinesia escapular

A la hora realizarte el profesional una inspección a tu hombro y en caso de que encontrase algún tipo de alteración en la escápula, podría encontrar tres tipos de discinesia: (estudio)

  • Tipo I. La escápula se inclina hacia delante. Observamos que el ángulo inferior sufre un desplazamiento posterior y sobresale.
  • Tipo II. El borde interno de la escápula es prominente, la sensación es como si tuviésemos una escápula alada. Se dice que está en rotación interna. Es más normal encontrárnosla en personas que trabajan mucho tiempo sentados o con mucha cifosis.
  • Tipo III. En este caso sobresale el borde superior de la escápula y es muy común en pacientes que encojen los hombros cuando hace una elevación de brazo. Nos la solemos encontrar mucho en deportistas que realizan actividades de “overhead” como levantamientos olímpicos, crossfit, levantamiento de pesas, volley, natación, tenis, waterpolo etc. También en pacientes que se dedican a tareas de limpieza, jardinería, peluquería o construcción.
Tipos de discinesia escapular

Hay que tener claro que tener discinesia escapular no implica tener problemas en el hombro, pero es cierto que nos la encontramos en un alto porcentaje de pacientes que tienen inestabilidad glenohumeral, síndrome de impingement subacromial o roturas del labrum.

Aquellos pacientes que no tienen nada en el hombro, el tener discinesia escapular aumenta el riesgo de padecer lesiones o dolor de hombro en el futuro, así como dolor de cuello.

Causas de discinesia escapular

La discinesia escapular puede estar causada o a su vez ser la causa de muchas patologías que nos encontramos en el hombro, (estudio). Podríamos identificar causas proximales o causas distales.

Proximales

Aquí entrarían la debilidad de los músculos escapulares como las fibras inferiores del trapecio y debilidad del serrato anterior, lesión del nervio torácico largo, acortamiento de músculos como el pectoral menor. Se pueden mejorar con rehabilitación y fisioterapia.

Distales

Entrarían causas articulares intrínsecas como roturas del labrum, inestabilidad glenohumeral, luxación acromioclavicular o patologías degenerativas. También problemas posturales como la hipercifósis. Pueden necesitar intervención quirúrgica seguida de fisioterapia.

Un especial inciso a los deportistas que practiquen ejercicios de overhead, es que intenten no llegar nunca al fallo muscular en ejercicios que requieran sobre todo abducción glenohumeral y que requieran movimiento de rotación interna o externa, ya que la fatiga muscular que se genera en los músculos escapulares puede originar discinesia y lesiones en el hombro. (estudio)

¿Qué nos podemos encontrar en un examen clínico?

Lo que nos encontremos en el paciente va a depender de las causas que generaron la discinesia escapular.

Las asimetrías a nivel visual suelen ser un signo claro. Puedes observarte los hombros y ver cuál está más arriba, más adelantado, cuál va más hacia la línea media, etc. Encontrar asimetrías no guarda relación con ningún síntoma pero puede ser un chivato de que pudiese haber problemas en el futuro sino los hay ya. (estudio)

Escápula alada, asimetría.

En alteraciones del tejido blando, normalmente el acortamiento del pectoral menor suele ser de las mas comunes, provocando una disminución de la rotación externa y un balanceo posterior de la escápula durante la elevación del brazo.

En pacientes con falta de activación del serrato anterior podemos ver una disminución del balanceo de la escápula hacia arriba y hacia afuera y un aumento de la rotación interna escapular.

La inestabilidad de la articulación acromioclavicular o patología degenerativa en esta artculación nos puede desembocar en una escápula anterior, subida y en rotación interna.

Nos fijaremos también un ritmo alterado, no solo en qué movimiento se realiza sino a qué velocidad lo ejecuta en comparación con el lado sano y si existe una asincronía entre la articulación glenohumeral y escápulotorácica.

Tratamiento de la discinesia escapular

El objetivo del tratamiento conservador va a ir encaminado a recuperar la retracción escapular, el balanceo posterior y la rotación externa. Esto se puede conseguir con ayuda de nuestros fisioterapeutas en higea con ejercicios que disminuyan la tracción escapular como el estiramiento como el del pectoral menor y con ejercicios específicos de estabilización y fortalecimiento escapular. (estudio)

Estiramiento pectoral menor.

En el centro de fisioterapia podemos centrarnos también en fortalecer músculos como el serrato anterior y las fibras inferiores del trapecio ya que ambos músculos nos ayudan a estabilizar la escápula.

Ejercicios de fortalecimiento estabilizadores escapulares

Ejercicios como las flexiones en una superficie estable y siempre adaptada a las necesidades del paciente, nos van a ayudar mucho a readaptar la discinesia escapular. También pensaremos en fortalecer el trapecio cuando tengamos una rotación interna escapular. (estudio)

Encogimientos de hombros modificados para activar fibras inferiores de trapecio

En los casos de síndrome subacromial o en atletas que practiquen ejercicios de overhead, estará indicado el fortalecimiento de todos los estabilizadores escapulares (serrato anterior, fibras superiores e inferiores del trapecio y romboides).

También podemos optar por realizar estiramientos de cadenas musculares completas, mucho más efectivos que los estiramientos analíticos convencionales, (estudio). A través de nuestro estudio en posturología podemos conocer que cadena es la que cada paciente necesita estirar. https://www.higeafisio.es/posturologia/

Estiramiento cadena anteriomedial

Además, si eres deportista se tendrán que incluir entre los ejercicios, aquellos integren los músculos escapulares dentro del gesto técnico específico del deporte. (estudio)

Aunque hay muchos ejercicios, la elección de estos siempre dependerá de la discinesia evaluada previamente por nuestros fisioterapeutas para lograr el mejor enfoque y tratamiento posible.

Deja un comentario