MIEMBRO FANTASMA Y FISIOTERAPIA

En este artículo hablaremos sobre una de las patologías más complejas que podemos encontrar en el ámbito de la Fisioterapia tanto por su origen como por la dificultad que requiere su tratamiento. Concretamente hablaremos sobre que es el síndrome del miembro fantasma y su abordaje desde la Fisioterapia.

¿Conoces el síndrome del miembro fantasma?

Es un cuadro muy complejo en el cual una persona que ha sufrido la amputación de un miembro continúa sintiendo la extremidad como si aún estuviera ahí. Estas personas pueden sentir tanto dolor como otros síntomas no dolorosos como por ejemplo compresión, hormigueo, picor, frío o calor… En definitiva, sensaciones que persisten pese a no tener ya ese miembro.

¿Crees que es algo raro? Todo lo contrario, es un cuadro que refiere entre el 60-80% de las personas amputadas y que puede aparecer inmediatamente después de la amputación o muchos años después.

El dolor suele ser intenso y la sensación se puede llegar a hacer insoportable. Con el paso del tiempo y de forma lenta y gradual estas sensaciones se deberían ir haciendo cada vez más débiles y aparecer con menos frecuencia. Aun así es posible que nunca lleguen a desaparecer por completo.

Es una patología que afecta mucho a la calidad de vida de las personas que la padecen y que suele provocar la aparición de otros síntomas tales como depresión, estrés o autoestima baja.

Imagen de una persona con síndrome del miembro fantasma en miembros inferiores
Síndrome del miembro fantasma en miembros inferiores

¿Sabes por qué se produce?

Antes se pensaba que el problema radicaba en los nervios periféricos del miembro amputado. Al basar el tratamiento en esta teoría las medidas que se tomaban estaban enfocadas a actuar sobre los nervios periféricos o sobre el muñón (principalmente a través de cirugía) y no resultaban eficaces, situando la media de recuperación de un 1%.

Sin embargo ahora sabemos que la fisiología del problema se basa en la persistencia de áreas cerebrales dedicadas a ese miembro amputado las cuales generan una descarga espontánea que contamina otras percepciones y se cronifica. De este modo tanto el origen como la solución de esta patología se encuentra a nivel cerebral y depende de la plasticidad neuronal. Por lo tanto el tratamiento debe plantearse en estos términos.

Una de las claves para el éxito en el tratamiento del síndrome del miembro fantasma es que se realice un abordaje interdisciplinar en el que haya un trabajo coordinado entre fisioterapia, psicología y medicina.

Importancia de tener en cuenta la relación cuerpo-cerebro tras una amputación
Importancia de tener en cuenta la relación cuerpo-cerebro tras una amputación

Tratamiento de Fisioterapia en el dolor fantasma

En primer lugar debemos saber que el tratamiento del síndrome del miembro fantasma es uno de los abordajes más complicados de realizar en el campo de la fisioterapia debido a la complejidad del problema. Nuestro consejo si se padece este síndrome es acudir a un fisioterapeuta especializado en este tipo de patología.

Desde el punto de vista de la fisioterapia el tratamiento y las técnicas que se realicen irán enfocadas tanto a producir analgesia como a conseguir una rehabilitación funcional integral.

Una parte fundamental del tratamiento es la denominada Educación en neurociencia del dolor. Esto consiste en que el paciente comprenda perfectamente todos los mecanismos fisiológicos que están ocurriendo en su cuerpo y en su cerebro y porqué está sufriendo dolor en un miembro que ya no tiene. Se ha demostrado que comprender estos aspectos disminuyen notablemente la sensación de dolor.

Por otro lado se ha demostrado que combinando esta educación en fisiología del dolor con abordajes orientados al movimiento se consigue una mejora de la capacidad física, una reducción del dolor y una mejora de la calidad de vida.

Como ya sabemos, el origen de este problema se encuentra en la representación cerebral de nuestro cuerpo, denominado cuerpo virtual. Éste puede ejercitarse de la misma manera que el cuerpo real y para ello se utilizarán técnicas de exposición rítmica y gradual trabajando aspectos como la imagen motora o la lateralidad. Los ejercicios de entrenamiento del cuerpo virtual son como volver a entrenar al cerebro para que entienda los cambios que se han producido en el cuerpo. Así, se realizarán movimientos que están dirigidos a activar las áreas cerebrales que habitualmente se activan durante la experiencia del dolor, pero sin que éste llegue a desencadenarse.

También es de utilidad el entrenamiento de la discriminación sensorial de la zona mediante la aplicación de diferentes estímulos en el muñón.

Otra de las técnicas que parece obtener mejores resultados es la terapia espejo. Consiste en mirar el reflejo del miembro sano en un espejo, creando la ilusión de estar viendo el miembro amputado. Gracias a la presencia de neuronas espejo que se activan en el cerebro al realizar una tarea o pensar en ella, cuando el paciente mira el espejo cree ver el miembro amputado moviéndose y se activan las correspondientes áreas cerebrales restableciendo la conexión entre la experiencia visual, la intención de movimiento y la propiocepción del miembro amputado lo cual consigue una reducción de los síntomas dolorosos. Os dejamos un enlace a un artículo en el que se describe un caso real de tratamiento en un paciente amputado con dolor fantasma a través de terapia espejo y la gran mejora que se consigue: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1887-85712013000300006

Si quieres más información sobre el tratamiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros y nuestro especialista estará encantado de atenderte https://www.higeafisio.es/#contacto

Realización de terapia espejo tras amputación de miembro inferior
Realización de terapia espejo tras amputación de miembro inferior
 Realización de terapia espejo tras amputación de miembro superior
Realización de terapia espejo tras amputación de miembro superior

Deja un comentario

Abrir Chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Podemos ayudarte?