NEUROMODULACIÓN PERCUTÁNEA EN FISIOTEARAPIA PARA TRATAR EL DOLOR

La neuromodulación percutánea es una técnica cada vez más usada en fisioterapia y que puede llegar a ser muy útil para tratar el dolor

La neuromodulación percutánea es una técnica que usamos en Higea Fisioterapia, y va enfocada al tratamiento del nervio periférico (por ejemplo el nervio ciático).

A veces, se confunde con la electropunción, otro tipo de técnica donde el tratamiento no va enfocado al tronco nervioso sino a la placa motora del músculo (punto de unión entre el nervio y el músculo) o a un punto neurorreactivo del músculo.

Electropunción del trapecio

Ambas técnicas se encuadran dentro de lo que conocemos como PENS (Percutaneous Electrical Nerve Stimulation) y es fácil confundir la aplicación de una y otra técnica, aunque el enfoque y sus usos no tienen nada que ver la una con la otra.

Para que queden claras las diferencias, hablaremos de ambas técnicas para que las conozcáis mejor.

De esta manera podréis saber en qué casos se usan o para qué tipo de dolor funcionan mejor cada una.

LA ANTESALA DE LA NEUROMODULACIÓN PERCUTÁNEA

Si no te interesa un poco de historia te puedes saltar este punto, aunque hay algunos datos curiosos que te pueden llamar la atención.

Desde hace siglos se ha utilizado la estimulación con corriente eléctrica para el tratamiento de varias afecciones como el dolor.

Aristóteles ya en el 348 a.C. empleaba el uso de peces torpedo que emitían descargas eléctricas para el tratamiento de la gota.

pez torpedo para cefalea
Pez torpedo en cefaleas
pez torpedo para gota
Pez torpedo en gota

Galeno, conocido como el padre de la medicina, en el año 130 utilizaba estos mismos peces para tratar cefaleas crónicas.

El problema en estos casos es que era muy complicado calcular la dosis exacta para cada paciente. Esto cambió cuando dominamos de manera artificial la corriente eléctrica.

En ese momento empezaron a surgir en medicina numerosos aparatos que utilizaban la corriente eléctrica para el tratamiento del dolor.

Si has estado alguna vez en el fisioterapeuta, puede que en algún momento te hayan colocado unos electrodos “pegatinas” por donde pasa una corriente que era generada por un aparato. Esto se conoce como TENS, una técnica que se utiliza desde la década de 1960.

El TENS ya de por sí puede generar una modulación del dolor estimulando el nervio, o sea que con TENS también podemos hacer neuromodulación, pero no sería PENS.

PENS O NEUROMODULACIÓN PERCUTÁNEA

El PENS sería la evolución del TENS, utiliza la misma corriente y los mismos principios para tratar la fisiología del dolor.

La diferencia está en que lo hace una manera mucho más precisa puesto que en vez de electrodos de superficie, se utilizan agujas que llegan de manera mucho más exacta y profunda al tejido que queremos tratar, en el caso de la neuromodulación sería el nervio.

Esto hace que el PENS pueda resultar en algunos casos más efectiva para tatar el dolor que el TENS. (estudio).

Así pues, la neuromodulación la podemos hacer tanto con TENS como con PENS, pero cuando es percutánea, es decir, con aguja suele ser mucho más efectiva.

El tejido que vamos a tratar con el PENS va a ser el tronco nervioso. Y suele ser muy útil cuando dolor por problemas neuropáticos como puede ser una ciática, síndrome del túnel del carpo, dolor lumbar o cervical cuyo origen es el sistema nervioso.

Neuromodulación percutánea del nervio ciático

En general funciona muy bien para tratar el dolor ya sea agudo o crónico. (estudio)

También es útil cuando queremos mejorar la función muscular y la amplitud articular.

ELECTROPUNCIÓN

La electropunción también usa la misma corriente que el TENS o el PENS, sin embargo, el objetivo de su aplicación es distinta.

Los estímulos eléctricos también pasan por una aguja pero está no va buscando el tronco del nervio sino, el punto motor del músculo o la placa motora.

El tejido que vamos a tratar aquí no es tanto el nervio sino el músculo, y el objetivo es lograr contracciones musculares, ya sea para relajar el músculo (suele ser la aplicación más común) o para estimularlo.

Electropunción trapecio

El efecto es mucho más local que en el caso del PENS por lo que su uso se aconseja en condiciones como:

Está demostrado que después de su aplicación sobre el punto que nos duele, la presión que tenemos que hacer para que se active el dolor debe ser mayor, es decir tenemos que apretarnos más fuerte que antes para sentir el mismo dolor (estudio).

¿CÓMO SABER SI ESTAS TÉCNICAS ME VAN A VENIR BIEN?

No hay una sintomatología concreta donde se sepa que estas técnicas van a funcionarte de manera asegurada.

Generalmente el empleo de la neuromodulación suele ir muy bien en aquellos dolores de tipo neuropático con un origen en un nervio periférico, ya sea por inflamación o por atrapamiento.

En el caso de la electropunción, si tienes dolor agudo, o un dolor a punta de dedo, esta técnica te puede ser útil.

Aún así, la mejor manera de saber si estas técnicas te van a ir bien es que el fisioterapeuta te haga un buen diagnóstico, así sabrá si estas técnicas son las más indicadas para ti.

Deja un comentario

Abrir Chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Podemos ayudarte?