CERVICALGIA

La cervicalgia o el dolor de cuello es una dolencia muy común entre la población que supone un alto impacto económico para el sistema sanitario como social para las personas. El dolor se presenta a menudo de manera recurrente como por crisis, con semanas con picos de dolor y semanas con menos o ningún dolor de cuello.

Las razones por las que esto ocurre no están nada claras pero a menudo se asocian con problemas en la cabeza, ojos y movimiento ocular, propiocepción del cuello y estabilidad postural. (estudio)

Es muy complicado poder predecir cuando podemos tener algún episodio de cervicalgia, pero si que nos podemos hacer una idea de si en algún momento podemos sufrirlo o no. Podéis leer este artículo muy completo sobre este tema.

Fisioterapia de la Serna. ¿Qué es la cervicalgia? | Fisioterapia de la Serna

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA CERVICALGIA

La cervicalgia normalmente no se presenta solamente como dolor de cuello y ya, sino que además nos encontramos con otros síntomas y también con signos clínicos que nos pueden ayudar a entender mejor este proceso y por qué esta ocurriendo, así nos podemos encontrar dolor cervical asociado a muchas patologías.

Algunos de los más frecuentes con los que nos encontramos son:

Seguramente si tienes cervicalgia o dolor de cuello te sentirás identificado también con los síntomas o signos que acabamos de leer, a lo mejor tienes uno o más de uno. Por tanto cuando vamos a consulta por un dolor de cuello, es muy importante que preguntemos también por todo esto, pues nos puede dar pistas sobre a qué estructuras a parte de la región cervical hay que prestar atención.

Siempre nos gusta decir que cervicalgia no nos dice nada, solamente que tenemos dolor en el cuello, que es algo que tú ya sabes, así que si te dan este diagnóstico, pide algo más porque se está quedando incompleto.

En el caso de los médicos o fisioterapeutas que te atiendan, te deberían de intentar responder, no solo a qué tienes en el cuello que te genera dolor, sino qué esta pasando en tu vida o qué esta ocurriendo en tu cuerpo para que tenga ese dolor.

POSIBLES CAUSAS DE LA CERVICALGIA

Las causas pueden ser muchísimas, desde lo más simple a lo más complejo, y lo más común es que incluso coexistan varías causas. Se dice que la cervicalgia es un proceso multifactorial porque hay muchos factores que intervienen en ella.

A modo de resumen nos podemos encontrar con las siguientes causas

Traumáticas

No son las más comunes y normalmente el dolor que nos generan es agudo y mejora con el tiempo. Tendríamos los golpes que van hacia la zona cervical asociado a caídas, golpes o gestos rápidos como un movimiento deportivo. Si que existen una condición traumática como es el whiplash asociado normalmente a los accidentes de tráfico, y que comienza como un evento agudo pero se cronifica con mucha facilidad.

Vamos a ver afectación de la propiocepción y la movilidad cervical, y también podemos tener síntomas neurológicos y mareos asociados. Podría considerarse hacer alguna prueba de imagen que descarte una lesión ósea como una fractura vertebral.

whiplash
Imagen obtenida de aquí

Patologías degenerativas

La más común es la artrosis que puede ir asociada a rigidez de la región cervical y síntomas neurológicos, sobre todo cuando existe la presencia de osteofitos.

artrosis y cervicalgia
Imagen obtenida de aquí

Patologías neurológicas

El dolor cervical en este caso podría sobrevenir como consecuencia de alteraciones en el nervio. Lo normal es encontrarnos síntomas asociados en los miembros superiores como hormigueo, quemazón, sensación de presión, dolor tipo calambre o eléctrico, falta de fuerza. También nos podemos encontrar patologías menos frecuentes aquí como la esclerosis múltiple.

hernia discal en el cuello

Problemas adaptativos

En este grupo se encuentran procesos que no generan una lesión como tal pero que suelen estar asociados a dolor cervical, ya sea por motivos neurológicos o por motivos mecánicos. Nos podemos encontrar así síntomas vasculonerviosos o síntomas relacionados con el movimiento como rigidez. Algunos ejemplos son el síndrome del desfiladero torácico, problemas con cirugías previas, problemas mecánicos en tejidos adyacentes como la columna torácica, problemas craneomandibulares, problemas relacionados con la visión, etc. Aquí podríamos incluir también el dolor muscular generado por espasmos o contracturas igualmente por problemas adaptativos como el síndrome cruzado superior.

síndrome del desfiladero torácico y cervicalgia
síndrome cruzado superior y cervicalgia
Imagen obentida de aquí

Patologías sistémicas

Están relacionadas sobre todo con procesos a nivel sistémico. Algunos ejemplos son, patologías autoinmunes como la artritis, la espondilitis anquilosante, tumores, enfermedades infecciosas como la meningitis.

Espondilitis anquilosante y cervicalgia
Imagen obtenida de aquí

Cervicalgias por dolor referido

Entrarían en este grupo los tejidos que cuando están sufriendo generan dolor a la zona cervical, sin estar ellos en esa zona del cuerpo. Lo más común es que sean dolores de tipo miofascial por puntos gatillos en algún músculo, sobre todo músculos torácicos, o relacionados con la cintura escapular. También entrarían en este grupo los dolores referidos por algunas vísceras, por ejemplo el tiroides, el corazón, pulmones, hígado y vesícula.

dolor referido visceral
Imagen obtenida de aquí

TRATAMIENTO DE LA CERVICALGIA

Debido a la complejidad de esta condición, y a que en numerosas ocasiones se queda el diagnóstico muy incompleto, el tratamiento se hace muy inespecífico.

Recordamos que, para que el tratamiento sea lo más efectivo posible, deberíamos de haber hecho el mejor diagnóstico posible, realizando una buena anamnesis y complementándola con las pruebas de imagen o pruebas analíticas necesarias.

Cuando tengamos todo esto es cuando de verdad podamos estar preparados para afrontar un tratamiento preciso y efectivo.

De manera inespecífica en lo que respecta a fisioterapia, los tratamientos más comunes son:

  • Terapia manual (masaje, movilizaciones, neurodinamia) (estudio)
  • Osteopatía (craneosacral, manipulaciones) (estudio)
  • Técnicas invasivas (punción seca, neuromodulación) (estudio)
  • Técnicas enfocadas a mejorar el trabajo respiratorio (estudio)
  • Ejercicio terapéutico (relacionado con mejorar la propiocepción y el movimiento cervical y problemas posturales asociados) (estudio)
  • Electroterapia (estudio)

Es muy importante también que tu fisioterapeuta o médico te eduque y/o te enseñe estrategias que puedan mejorar tu calidad de vida y que va a repercutir en tu dolor de cuello.

Por ejemplo, que te conciencie sobre la importancia de tener buenos hábitos para ir a dormir, que realices ejercicio físico o alguna actividad deportiva, la importancia de tener una buena alimentación y estrategias que te ayuden a relajarte, así como recomendarte los profesionales más adecuados en el caso de que lo necesites y que también pueden realizar una labor esencial para ayudarte con tu dolor de cuello.

Deja un comentario